Galego   GALEGO


Turismo, Cultura, Historia de Galicia: Ourense e Pontevedra

 



PUBLICACIÓN DE MATEO FONTÁN COUTO

Mateo Fontán Couto Autor: Mateo Fontán Couto. Historia, Arqueoloxía, Natureza

Podes seguilo tamén en:

» facebook

→ OUTRAS PUBLICACIÓNS DE MATEO FONTÁN COUTO NESTA WEB




Escrito en el Aniversario de la muerte de Doña Concepción Arenal – 4 de Febrero

Data: 17 de febreiro 2016

Foto: Placa de la casa de Concepción Arenal en la Calle de la Oliva (Pontevedra)

Concepción Arenal Ponte nace en la ciudad de Ferrol el 31 de Enero de 1820. Su infancia la pasa en la Coruña, pasará momentos clave de su vida en localidades como Tudanca, Armaño o Potes en Cantabria; la última etapa de su vida la pasa en esta ciudad, Vigo. Estamos en los años después de la Guerra de Independencia, en una España que ,sin embargo, vuelve abrazar el Antiguo Régimen encarnado en la figura de Fernando VII.

Era una mujer, por decirlo de alguna manera, de aspecto un tanto hosco o duro y con una mirada severa. En aquella época, las ideas liberales comenzaban a destacarse en la sociedad aunque de manera muy restringida y paulatina, la mayoría de la población era ajena a la política, el liberalismo se fragua entre la burguesía y las élites culturales. El padre de Concepción, Ángel del Arenal, ya destacará como enemigo del rey y su régimen monárquico. Pero Concepción pierde muy pronto a su padre, a los 8 años. Las temporadas que por culpa de su rebeldía pasó en la cárcel podría haber sido la causa de la enfermedad que finalmente lo mató, y esto fue fundamental en todo el pensamiento de Concepción Arenal acerca de la reinserción. Pensemos que ella fue quien creó el sistema de visitas al preso, ella consideraba estas visitas además de humanamente necesarias imprescindibles para el proceso de rehabilitación del preso. Ella dijo: “ condena el delito, pero no al delincuente”.

Existía hasta hace no mucho un monumento cerca de la Universidad donde se la representaba simulando ser hombre, con maletín masculino y pelo corto y recogido. Concepción Arenal fue la primera universitaria de nuestra historia y a pesar de no poder matricularse siempre se la recuerda como abogada además de escritora.

 

Cuando muere su padre se traslada a Cantabria con su familia. Su madre le inculcará una fuerte educación religiosa. Con 14 años se va a Madrid junto a su tío materno Antonio Tenreiro, segundo conde de Vigo, que prosigue con su educación religiosa pero también le facilita lecturas diversas y le permite que acuda a reuniones culturales. La madre, con ella en Madrid, desea que estudie en un colegio para señoritas distinguidas, esto no gusta a Concepción ya inclinada hacia la abogacía y los ideales de su padre. Después de sus estudios escolares sigue formándose por cuenta propia y rechazando el tipo de vida reservada a la mujer de la época, esto pudo provocar tiranteces con su madre. Con 21 años y tras la muerte de su madre, decide acudir a la universidad y para ello se viste de hombre en la facultad de derecho de la entonces universidad central de Madrid, hoy día la Complutense.

Era una mujer cargada de inquietudes intelectuales y de aquella las mujeres no podían ir a las universidades, no se podían matricular por lo que tuvo que acudir como oyente y disfrazada de hombre. Fué la primera.

Existía hasta hace no mucho un monumento cerca de la Universidad donde se la representaba simulando ser hombre, con maletín masculino y pelo corto y recogido. Concepción Arenal fue la primera universitaria de nuestra historia y a pesar de no poder matricularse siempre se la recuerda como abogada además de escritora.

Durante estos años conoce al que será su marido, Fernando García Carrasco, también abogado y escritor; era un hombre respetado y con ideas liberales. Ambos participarán en la elaboración de una revista de la época llamada la Iberia (porque sus responsables querían la unión de España y Portugal en un solo partido) en esta revista se reivindican las ideas liberales (Constitución, apoyo a Espartero…) tratando de llegar a la intelectualidad española. Concepción Arenal, junto a su marido, escribirá algunos de sus artículos bajo seudónimo. Concepción y Fernando tendrían dos hijos pero en enero de 1857 éste morirá a causa de la tuberculosis lo que supuso un duro golpe para su mujer, Concepción. Al no poder seguir viviendo en Madrid se traslada a Colloto, en Oviedo, junto a sus suegros. Poco después se irá, con sus hijos, a Potes (Cantabria). Es entonces cuando escribe algunas obras que presenta a premios literarios. Una de ellas será premiada: “ La formula más bella del progreso es la de la perfección moral” la cual había firmado bajo seudónimo masculino (otra vez hombre). En 1859 funda las Conferencias de San Vicente Paúl. Este colectivo partía de la diferencia de concepto que para ella significaban los términos caridad, beneficencia y filantropía: “La beneficencia manda al enfermo a una camilla, la filantropía se acerca a él y la caridad le da la mano”, escribió Concepción. El objetivo de esas conferencias era concienciar y llegar a crear grupos de personas con voluntad de adoptar a pobres y enfermos a los que visitar y cuidar en sus propias casas, conocer sus necesidades y tratar de resolverlas. (no es tanto limosna como recuperación social). En un año se formaron más de 70 grupos, lo que habla del éxito de estas jornadas. En 1868 el gobierno provisional de la República suprime las conferencias de San Vicente de Paúl pero las protestas de Concepción harán que se restablezcan.

En 1860 gana el concurso de la Real Academia de las Ciencias Morales y Políticas con la obra: “La beneficencia, la filantropía y la caridad” donde desarrolla todavía más sus ideas acerca de estas cuestiones, ideas que llevará a la práctica desempeñando sus funciones por ejemplo como visitadora de cárceles de mujeres entre 1863 y 1865.

 

Concepción es una luchadora, escribe fábulas teatro e incluso una zarzuela. Recuerda apasionadamente a su marido y sufrirá la pérdida de una hija. Fue una defensora a ultranza de los desheredaros sociales: pobres, enfermos pero también presos a los que consideraba victimas de su situación económica y social, trabajó en mecanismos para la solidaridad social concepto que ella desarrollaría en su tiempo reclamando la colaboración del Estado t también de la Iglesia. Se la ve como una pionera del feminismo por su lucha a favor de la mujer para la que reclamaba mayor protagonismo ( o algo) en la esfera social y religiosa. En 1869 funda el Ateneo Artístico y Literario de Señoras con la ayuda de Fernando de Castro un filósofo y teólogo comprometido con el desarrollo social.

Para ella la sociedad tenía la llave para equilibrar las diferencias sociales entre las personas. Su obra es extensa ( en la cual no me paro por querer destacar su biografía) y en ella advierte y aconseja, plantea y da soluciones. Su lucha era contra la exclusión social. Al mismo tiempo, tanto en sus ensayos como en sus artículos, mostraba un profundo conocimiento científico. La ciencia debía ponerse al servicio de quien necesitará de sus avances sin encontrar en ella lucha alguna hacía sus ideas religiosas. En 1870 funda la revista “La voz de la caridad” , defiende el krausismo ( corriente que defiende la tolerancia académica y la libertad de cátedra) y propone ideas para el sistema penitenciario que influirán en las reformas de prisiones de Inglaterra. En la voz de la caridad publicará “Cartas a un obrero”, un serial de enorme relevancia, y con cierto regusto premarxista. En 1875 vivía en Gijón pero siempre mantiene contacto con su Galicia natal. Con “Juicio crítico de las obras de Feijoo” gana otro premio literario. En 1888 y tras la muerte de otro hijo se instala en Vigio donde pasa los últimos años de su vida hasta morir un 4 de febrero de 1893. “ A la virtud, a una vida y a la ciencia” reza su epitafio en el cementerio de Vigo.

Frases de Concepción Arenal:
-“Los pobres, ¿serían lo que son si nosotros fuéramos lo que debiéramos ser?” .
-“La ley es la conciencia de la humanidad”.
-“Las fuerzas que se asocian para el bien no se suman, se multiplican”.
-“Cuando la culpa es de todos, la culpa no es de nadie”.
-“No es tan culpable el que desconoce un deber como el que lo acepta y lo pisa”.
-“Abride escolas e han de pechar as cárceres”.

En la calle de la Oliva de Pontevedra se encuentra una placa dedicada a Concepción Arenal, está encima del comercio “Los Telares” (hoy día es difícil de ver por un parapeto metálico que se ha colocado) ignoro lo que dice porque no me da la vista y además la inscripción se encuentra desgastada.


Comparte este Artigo!!!




Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+
Síguenos en Twiter
Síguenos en Linkedin
Síguenos en Youtube
Síguenos en Pinterest
Síguenos en Deviantart
Subscríbete a nuestro canal RSS




Diseñado por PorGaliciaBaixo






Deseñado por PorGaliciaBaixo