El Primer Parque Temático de la Historia. El Parque del Pasatempo. (Betanzos)

foto: Wikipedia / Lameiro

Este atípico parque (y más en aquella época), fue idea de Juan García Naveira , un indiano que había hecho fortuna en Argentina.

El parque tenía inspiración enciclopédica, poseyendo una línea pedagógica.

Con una superficie aproximada de nueve hectáreas, constaba de una parte llana con  un gran jardín para recreo y ocio, con diferentes tipos de vegetación, paseos y estanques. A continuación, subiendo la ladera del monte, existían diferentes  niveles, en las que se encontraban diferentes terrazas, en las que se podían disfrutar de diferentes relieves, estatuas y construcciones, que revelaban acontecimientos y lugares de todo el mundo al modo enciclopédico, fiel a la Ilustración y a disposición de la villa de Betanzos, y también estando presente en las guías de viaje del momento.

Se empezó a construir en 1893, extendiéndose hasta 1914. No obstante, en años posteriores se irían integrando nuevos elementos; y así seguirá siendo hasta el fallecimiento de Juan García Naveira en 1933.

Pero sigamos hablando del parque y su estructura

En su construcción emplearon materiales innovadores; plasmando su precursor, su sello personal, con una armonía y belleza modernista – romántica; asignando a los diferentes espacios, diversos componentes que hacían referencia a la cultura universal; y reflejando la perspectiva y óptica del mundo de Juan García y de sus viajes por diferentes lugares del planeta.

Relojes del mundo. foto: Wikipedia/ Óscar (xindilo/fotosderianxo)

Foto. WikipediaMiguel Branco 

Cuando se inauguró en 1914 su su superficie era cuatro veces mayor que en la actualidad.

Para acceder al parque se hacía a través de una Casa Taquilla que aún se conservó hasta la década de los años 90, y  los ingresos de dicha taquilla se empleaban en el mantenimiento del propio parque y del asilo.

Un inciso para explicar que Juan García junto con su hermano Jesús contribuyeron a múltiples construcciones del pueblo de Betanzos, como puedan ser además del Parque, la escuela, la Casa del Pueblo, un lavadero público y el asilo.

Siguiendo con la inauguración… Una vez dentro, te encontrabas con dos leones, réplica de los de la tumba del Papa Clemente XIII en el Vaticano, y que hoy están en la Santa Cueva de Covadonga en Asturias, y detrás de los leones una grandiosa verja igual que la del Palacio de Versalles.

Está zona daba paso a la Avenida de los Emperadores Romanos, adornada por bustos de mármol  y con la Avenida de los Álamos dedicado a escritores célebres, y engalanada con estatuas de ellos.

Además en estos espacios ajardinados se podía disfrutar de un laberinto vegetal, esculturas, fuentes y una estatua de los hermanos García, hoy ubicada en la plaza principal de Betanzos.

La parte superior del parque se repartía en cinco alturas o niveles, que se alcanzaban por medio de escalinatas y de pasos subterráneos a modo de cuevas prehistóricas; aún se conservan las figuras de dos dinosaurios.

Foto. WikipediaMiguel Branco 

En el nivel inferior contaba con el llamado Estanque del Retiro, con una isla en el centro, engalanada con figuras clásicas y mosaicos con motivos de peces; las paredes del estanque decoradas con conchas de moluscos; y sus relieves que mostraban un globo aerostático y una máquina ferroviaria.

La creatividad es impresionante; así en otro de los muros separadores de niveles se grabaron otros relieves de gran tamaño que representaba un viaje a Egipto, pudiendo admirar la Pirámide de Keops, el Canal de Panamá o la mismísima muralla de China.

Foto. Wikipedia / Lameiro

Foto. WikipediaMiguel Branco 

Foto. WikipediaMiguel Branco

En la parte central de esta pared había un entramado de grutas por la que se podían subir a una gran terraza-mirador en la que se hallaba un león de gran envergadura.

Foto. WikipediaMiguel Branco 

Por desgracia, cuando muere Juan García en 1933, el parque entra en decadencia. Después de la guerra civil, el abandono fue total, sufriendo todo tipo de daños en forma de robos y vandalismo.

Para colmo  de males, en los años 40 se construyó una carretera que atravesaba el parque, dejando a un lado las construcciones del parque y al otro lado de los jardines. Y para rematar, los jardines fueron reconvertidos en pequeños huertos, y en un lugar para echar escombros.

 En 1896 por fin, el Ayuntamiento de Betanzos compra el parque, para iniciar su rehabilitación y reconstrucción en la extensión actual con fondos provenientes de Europa.

En marzo del 2017 se solicitó la Declaración de Bien de Interés Cultural del Parque Enciclopédico Pasatiempo de Betanzos; igualmente lo solicitarán unos días después la Asociación de Amigos del Parque de Pasatiempo.

Además este parque es uno de los lugares que se recomienda a los peregrinos del Camino Inglés.

Por último añadir que resulta realmente lamentable que las diferentes administraciones del Estado no “rescataran” este parque de su abandono, y que probablemente, no tendría nada que envidiar al otro hermosísimo Parque, el Güell de Barcelona, aunque “el nuestro” no fuera de Gaudí.

 

Comparte!!!

Relacionados