La Gastronomía Gallega

Si algo sabemos hacer en Galicia es disfrutar de nuestra gastronomía. Una gastronomía que hunde sus raíces en nuestra propia cultura ancestral, sencilla y con una materia prima de primerísima calidad, sintiendo auténtico amor y respeto por su cocina.

Hoy por hoy Galicia también es puntera de la cocina de vanguardia internacional, y siempre preservando esa esencia única de nuestra cultura. A los gallegos nos gusta comer, beber bien y en abundancia; en las cocinas del día a día se disfruta cotidianamente, pasando esta tradición en las familias de una generación a la que la sigue; y es así que esta cocina tradicional ha traspasado fronteras… Quién no conoce fuera de la misma Galicia o pulpo á feira, el lacón con grelos, las filloas, el cocido galego y su caldo, las caldeiradas de pescado, las vieiras, zamburiñas, cigalas, mejillones, las ostras, las almejas de Carril etcétera.

Comer, beber y disfrutar la gastronomía gallega, es básico si de verdad quieres llegar a conocer Galicia.

Por no hablar de los mariscos varios, o las famosas carnes de primera calidad de ternera gallega o de cerdo, los “capones” y los famosísimos pimientos de padrón y los pimientos de Arnoia.

Tenemos y cuidamos todos los elementos que acompañan una buena mesa; así por ejemplo, un elemento tan cotidiano como el pan se cuida en todo su proceso, conocidísimo es el pan de Cea en Ourense, pero hay muchos más por cualquier rincón de Galicia, en Pontevedra famoso es el pan los bocadillos de Soutelo de Montes.

Y tan importante son los alimentos como los buenos vinos o caldos que acompañan una buena mesa. Si hablamos de vinos debemos hablar de las Denominaciones de Origen; Rias Baixas (Pontevedra) excelentes blancos,  el famosísismo e histórico vino do Ribeiro (Ourense), Valdeorras (Ourense), Monterrei y Ribeira Sacra; todos ellos vinos con muchísimo prestigio e impecable calidad.

Tampoco podemos olvidar las aguas ardientes gallegas, las de hierbas (digestivas), las blancas (muy utilizada para añadir al café, y conocida por ser la empleada para hacer las queimadas), el licor café (por el que se siente auténtica devoción), las tostadas, los licores de guindas… de mandarinas y muchas más variantes.

En los postres nos reservamos para las filloas (también existen versiones saladas), las otras filloas, las de sangre (típicas en la época de la matanza del cerdo), las cañas, quizá las más famosas las de O Carballiño;  delicatessen como el marrón glacé (las castañas son un producto muy utilizado en Galicia y protagonista de las fiestas de final de otoño, al principio de invierno conocido como magosto). Y no podemos olvidarnos de la gran variedad de quesos gallegos, muchos de los cuales están protegidos con denominación de origen.
Comer, beber y disfrutar la gastronomía gallega, es básico si de verdad quieres llegar a conocer Galicia.

Comparte!!!

Relacionados